La Geografía de un Jardín

sábado, septiembre 24

Siempre Otra Vez

Como gemido ronco
en la línea que marcaba el horizonte
la sirena anunció
en medio de la bruma
un llamado de alerta

Y allí tú y yo
de nuevo
nadie más.
Sospechando que somos
el hombre y la mujer

Que los nombres
se desgranaron ya
que los ritos se cumplieron
uno a uno
y
que todo está por comenzar.