La Geografía de un Jardín

sábado, septiembre 24

Impermanencia

Me tienes que proteger de tantas cosas, le dije
aún de mis propios pensamientos.
Me abrazaba con fuerza
y el calor de su cuerpo
aquietaba temores.
Si fuera siempre así, pensé...
pero sabía y él también lo sabía
y tal vez por eso
me amaba tanto más